Formulari de cerca

Hortunas

Alcaldía

José Vicente Mayor Mejías

Historia

Hortunas se encuentra a unos 16 kilómetros de Requena, en la carretera que une La Portera con Yátova. En mapas antiguos todavía se hace la distinción entre Hortunas de Arriba y Hortunas de Abajo, pero esa distinción carece de sentido hoy en día, ya que Hortunas de Abajo son hoy en día sólo 4 casas en estado de ruina enclavadas en una finca particular.

El río Magro bordea la población en un amplio arco. Sus vecinos y visitantes se han beneficiado indudablemente del gran cambio en la calidad de las aguas de este río, gracias a la implantación de las sucesivas depuradoras de la comarca Requena-Utiel.

Hasta hace unos años del río casi sólo llegaban malos olores y espuma, mientras que ahora se puede dar un paseo por sus orillas e incluso ver algún pato o garza.

Los vecinos de Hortunas son pocos. En invierno sólo se quedan aquí unas seis familias, pero en fines de semana y sobre todo en épocas vacacionales, la población se multiplica y llega a varios centenares. De hecho, hay pocas casas que no estén arregladas, es difícil alquilar e incluso se está construyendo alguna. Habitualmente el panadero pasa dos veces a la semana, aunque en verano lo hace todos los días, y también se acercan fruteros y pescateros, a que en Hortunas no hay comercios.

Fiestas y lugares de interés

En el capítulo de fiestas, Hortunas tiene dos patrones: San Julian, que se celebra el 28 de enero, y San Isidro, el 15 de mayo. De todas formas, en los últimos años se han venido celebrando fiestas en torno al 15 de agosto, que es cuando más gente se congrega en la población.

Hortunas cuenta con un pequeño parque infantil con columpios, una fuente y un centro social. El agua ha venido siendo un problema en los últimos años, y con la adjudicación del servicio a Egevasa se espera que no falte este verano. Su alcaldesa, Palmira Pardo, está tratando de que se reasfalte un buen número de calles, ya que hace 30 años que no se han tocado. También hay que asfaltar las pocas que siguen siendo de tierra. Hay una cooperativa, la Vinicola de San Isidro Labrador. En las cosechas de años anteriores se dedicaba a triturar las uvas para llevar el mosto a otras bodegas, aunque en el último año han elaborado vino. Cerca de Hortunas se encuentran dos parajes que son frecuentados por bastantes requenenses: se trata de la Canaleja y de la Caseta del Guardia, que cuentan con fuentes, paelleros e incluso con pequeños refugios para cuando hace mal tiempo.

  • Imagen
Site developed with Drupal