Formulario de búsqueda

Documento del mes de noviembre de 2017: Cinema Paradiso: cine en las Casas de Eufemia

AMRQ 20176/113

El cine tuvo mucha importancia como medio de ocio en la Requena más rural de los años 50 en abierta competencia con los bailes. Sorprende el número de salas de cine que se construyeron en las aldeas de Requena.

Aunque el cine como tal comenzó en 1985 con una proyección pública de los hermanos Lumière en Lyon, en la comarca las primeras referencias sobre proyección de cine no son conocidas hasta 1909. En 1911 en la feria de septiembre de Utiel se realizaron varias sesiones de cine en la Alameda.

Ciertamente, enseguida el cine se propagó por el agro comarcano llegando a sus aldeas y aún se conserva una cámara portátil de cine mudo marca Phebus de Marsella de 1914 utilizada en el “Teatro del Cid” de Campo Arcís y otras aldeas requenenses.

La primera proyección de cine sonoro en Requena sería el 11 de julio de 1931 en el Teatro Circo (actual Teatro Principal) y el 24 de noviembre de 1934 se inauguró el Cinema Armero (después Cinema Libertario y Astoria) en Requena con la película “I.F.1. No contesta”.

Pronto empezaron a construirse salas de cine fijas en las aldeas. En Campo Arcís abrió en 1949 el Cinema García que cerró en 1972; el 12 de junio de 1950 se inauguró el Cinema Gómez Monsalve de San Antonio (posteriormente Cine Lara) que cerró en el año 2000; en 1952 se construyó la sala de cine de El Rebollar y en 1953 en Los Isidros. El 28 de octubre de 1955 se instaló por primera vez el cinemascope en el Teatro Principal de Requena y en agosto de 1964 se abrió en Requena el Cinema Avenida que cerró en el año 2001.

El cine en las aldeas y ciudad poseía escenas típicas de la nostálgica película “Cinema Paradiso” y las cintas fílmicas se transportaban de cine a cine en bicicleta en sesiones casi seguidas.

El documento del mes expone los planos del cinema “García Cárcel” en la aldea de Casas de Eufemia que abrió sus puertas un 8 de diciembre de 1952. El proyecto era del arquitecto José Giménez Cusí y contempló un aforo de 298 espectadores, 282 en platea y 16 en palcos, aunque después se eliminaron algunas butacas de la primera fila por su cercanía a la pantalla. En esos momentos la aldea poseía 656 habitantes e iba a iniciar un dramático éxodo rural que afectó a casi toda la población dispersa de la comarca.

Los promotores del cine fueron el matrimonio Ricardo García Soldevila y Francisca Cárcel Giménez. Ricardo García era el maestro de la aldea y dejó impresas sus reflexiones de la vida rural en “Sonetos desde mi escuela: álbum de estampas rurales del paisaje físico y humano requenense” en 1984. Para proyectar legalmente tuvo que contar con el título de “operador cinematográfico” que obtuvo en Murcia en 1955. El cine tuvo desde sus principios unos objetivos sociales y se vinculó también al servicio y fines de la escuela de la aldea. Su socio fue Cecilio Haba que fue el promotor del cine en Los Isidros.  En 1954 la titularidad pasó a José García Soldevila y en 1960 a Ildefonso González Cárcel que traía las cintas en motocicleta desde la vecina aldea de Los Isidros. Era el mismo método que se utilizaba entre el Cine Capitol de Venta del Moro  y su aldea de Jaraguas. En enero de 1967, ya en un contexto de gran pérdida de población rural, cerró el cine de Casas de Eufemia con la proyección de “Piel de Serpiente” dirigida por Sidney Lumet y protagonizada por Marlon Brandon, Joanne Woodward y Ana Magnani.

Todos los cines de aldea cerraron al igual que cerraron las salas privadas de cine en Requena y Utiel. Ahora se proyecta en los teatros públicos de Requena, San Antonio y Utiel en régimen de gestión arrendada. Además, del 14 al 16 de junio de 2013 se celebró la primera edición del festival de cortometrajes de cine “Requena… ¡y Acción!” que se ha venido desarrollando desde entonces.

García Soldevila versificaba la misión de estos cines aldeanos:

“… hacer más grata y amena

la vida simple del campo,

sin conocer la soberbia

ni juzgar un desatino.

Ni un “mal negocio”, siquiera,

situarse en un caserío

con cien vecinos, apenas,

si a éstos, como hijos de Dios

hay que tenerlos en cuenta,

dignificando su vida

y alegrando su existencia.”

 

“Y, si bien, fue una locura,

infeliz y quijotesca,

del pésimo comerciante

que resulta siempre un poeta,

- en este caso el autor

de estas Estampas pretéritas-

que fue a levantar un cine

como loable y gran empresa

y llenando un gran “vacío”,

él se fue a llenar de deudas.

No obstante, “HONRA SIN BARCOS”,

AHÍ QUEDA EL CINE Y SU GESTA”.

 

Para saber más:

GARCÍA MONTEAGUDO, Diego. Casas de Eufemia: geografía y familias. Requena, Arcís Ediciones, 2015, 421 p.

GARCÍA SOLDEVILA Ricardo. Sonetos desde mi escuela: álbum de estampas rurales del paisaje físico y humano requenense: apuntes de lecciones vivas con atisbos de memorias rimadas y entrañables de un maestro de aldea: Casas de Eufemia-Requena. Valencia, s.n., 1984. 388 p.

  • Cine García Cárcel de Casas de Eufemia fachada AMRQ 2076-113
  • Cine García Cárcel de Casas de Eufemia perfil longitudinal AMRQ 2076-113
  • Cine García Cárcel de Casas de Eufemia cabina AMRQ 2076-113
  • Cine García Cárcel de Casas de Eufemia fachada lateral AMRQ 2076-113
  • Cine García Cárcel de Casas de Eufemia portada expediente AMRQ 2076-113
  • Cine Pérez de Utiel
  • Cimema Astoria Requena
  • Entrando en el Cine Capitol de Venta del Moro 1955 ca
Site developed with Drupal